medico online

medico en linea

medico por internet

medico online gratis

medico en linea gratis

medico en internet gratis

consulta medica

consulta medico online

consulta medica online gratis

medico virtual

medicina online

pregunta medica en linea

consulta medico en internet

medico

doctor

online

diagnostico medico online

tratamiento medico online

diagnostico medico

medico online

medico en linea
medico en internet
ask to doctor online
InicioConozcanosTemas de MedicinaPreguntas MedicaConsulta Medico Online
®
Seleccione el doctor que necesita
Realice cualquier pregunta y obtenga una respuesta, medico online las 24 horas del dia
medico online
logo facebook
logo twitter
logo linkedin
logo blogspot
medico online
>
OTITIS, SINUSITIS Y FARINGOAMIGDALITIS
1) Recién Nacido: Teniendo en cuenta la gravedad del caso índice, y si hay evidencia de TBC en el neonato
(Rx tórax, PPD, clínica sugestivas), deberá instaurarse tratamiento acortado supervisado. Si no hay clínica
aparente de TBC y la PPD es (-), dar ISONIACIDA hasta 3 meses después de la negativización del caso
fuente. Al tercer mes hacer control de PPD, si es negativa y no hay apariencia clínica o radiológica de
enfermedad, se efectúa vacunación con BCG y supresión del medicamento. Si la PPD es (+) y se descarta la
enfermedad con clínica, estudios bacteriológicos y radiológicos, se continua ISONIACIDA hasta los 9 meses.
En cualquier momento se deberá iniciar tratamiento acortado supervisado, si la evolución lo amerita.
2) Paciente VIH (+): Se recomienda igual tratamiento pero la duración total debe ser de 12 meses.  Se
plantea uso de 4 fármacos en la fase inicial (ISONIACIDA, RIFAMPICINA, PIRAZINAMIDA, ETAMBUTOL o
ESTREPTOMICINA). Tener en cuenta que algunos antiretrovirales (especialmente los inhibidores de
proteasa) no se deben usar concomitantemente con los derivados de la rifampicina. Evaluar la
multiresistencia.
3) Multiresistencia: Cuando se comprueba resistencia a dos o más medicamentos. Requiere un manejo muy
especializado que se escapa a esta revisión (fármacos de segunda línea).
LECTURAS RECOMENDADAS
- Calle M. Tuberculosis en el niño. En: Reyes M, Aristizábal G, Leal F, editores. Neumología Pediátrica.
Cuarta edición.
Bogotá: Editorial Panamericana; 2001: 356-368
- Hakim SA Grossman J. Pediatric aspects of tuberculosis. In: Lutwick L, editor. Tuberculosis. London:
Chapman Hall
Medical; 1995: 117-153
- Starke J, Smith H. Tuberculosis. In: Feigin R, Cherry J, editors. Textbook of pediatric infectious diseases.
Fourth edition.
Philadelphia: WB Saunders Company; 1998: 1196-1239
- Smith K. Tuberculosis in children. Curr Probl Pediatr. 2001; 31: 1-30
- Ramírez H. Tuberculosis. En: Correa J, Gómez J, Posada R, editores. Fundamentos de Pediatría. Tomo II.
Infectología y
Neumología. Segunda edición. Medellín: Corporación para Investigaciones Biológicas; 1999: 791-807
- Stowe C, Jacobs R. Treatment of tuberculouis infection and disease in children: the North American
perspective. Paediatr
Drugs 1999; 1: 299-312
- Donald P. Childhood Tuberculosis. Current opinion in pulmonary medicine; 2000; 6 : 187-192
- Small P, Fujiwara P. Management of tuberculosis in the United States. N Engl J Med 2001; 345: 189-200
- Ormerod P. Tuberculosis in pregnancy and the puerperium. Thorax 2001; 56: 494-499
- Salazar G, Schmitz T, Cama R. Pulmonary tuberculosis in children in a developing country. Pediatrics 1998;
2: 448-453
- Alvarez T, Merino J, Ansó S. Características clínicas y radiológicas de la tuberculosis pulmonar primaria en
el adolescente.
Anal Esp Pediatr 2000; 52: 15-19
- Sant´Anna CC. Lectura de tuberculina. En: tuberculosis en la infancia y la adolescencia. Sao Paulo:
Editorial Atheneu;
2000: 45-48
- Niederbacher J., Calle M., Bedoya J., Morales J. Asociación Colombiana de Neumología Pediátrica:
Tuberculosis Infantil.
Guías de tratamiento basadas en la evidencia. Medellín: Artes &Rayados Litografía 2003: 9-55
ADENITIS CERVICAL
DEFINICION Se denomina adenomegalia o adenopatía al aumento del tamaño de los ganglios linfáticos y
adenitis al aumento del tamaño de los ganglios linfáticos acompañado de signos de inflamación. Se clasifican
de evolución aguda hasta 2 semanas de presentación y crónicas de tres o más semanas de evolución. Se
considera normal un crecimiento ganglionar en el cuello hasta 10 mm; a nivel inguinal se acepta hasta 15 mm
y a nivel troclear hasta 5 mm. Independientemente del tamaño, las características de algunas adenopatías
pueden orientar hacia etiología benigna o maligna. La cantidad y distribución de los ganglios se relaciona con
la edad; en el lactante, el preescolar y durante toda la infancia, se observa un nítido crecimiento de los
ganglios que declina a medida que llega la adolescencia. La presencia de ganglios pequeños generalmente
no son indicativos de anormalidad, y por sí solos no ameritan investigación etiológica,