endocrinologo online por internet endocrinologia en linea

EXAMEN CLINICO Y MANEJO DEL RECIEN NACIDO (R.N.)

– Características del trabajo de parto. Precipitado: menos de 3 horas; prolongado: más de 12 horas en multíparas y más de 24 horas en primíparas.
– Características del parto. Espontáneo, inducido, instrumentado (fórceps, espátulas), cesárea. a. Distocias de presentación: Cara, hombros, podálico (ocurre en un 8% y en el 25% de dichos partos puede existir placenta previa, prematuridad, gemelaridad, malformaciones fetales; con riesgo de que el parto vaginal tenga prolapso del cordón, retención de cabeza, asfixia, trauma y displasia congénita de cadera). b. Analgesia o anestesia: Si es anestesia general, el R.N. puede tener apgar bajo al minuto y a los 5 minutos por sedación y no por asfixia. Si se utilizan opioides cono analgesia (fentanyl) puede presentar depresión respiratoria después del nacimiento, la cual hay que revertir en ocasiones con naloxona. El conocimiento de antemano de estas situaciones permitirá identificar a todos los R.N. de riesgo. El R.N. debe valorarse por lo menos dos veces desde su nacimiento hasta su alta (1. Sala de partos, 2. Junto a su madre). El examen inicial del R.N. tiene como objetivos: a. Verificar la recuperación post parto. b. Evaluar edad gestacional y el efecto que pueda tener en el neonato. c. Evaluar la presencia de insuficiencia respiratoria aguda y cianosis central, efectos multi-sistémicos de sufrimiento fetal y su gravedad o hipoxia; ya que estas entidades requieren tratamiento urgente. d. Descubrir anomalías de carácter congénito, que al ser ignoradas pueden atentar contra la vida del recién nacido; por ejemplo la atresia esofágica, el ano imperforado ó las cardiopatías congénitas. e. Examinar los genitales para asignar el sexo, y evaluar cordón umbilical. f. Las observaciones se deben realizar en corto tiempo, para que el neonato se adapte a la vida extrauterina y se clasifique como de bajo o alto riesgo. h. Definir el tipo y vía de alimentación que ha de recibir el recién nacido según su estado de salud.
NORMAS EN SALA DE PARTOS. 1. Siempre hay que lavarse las manos antes de tocar al recién nacido y es recomendable el uso de guantes estériles como medida de seguridad. Debe contarse para la atención con un espacio de tamaño adecuado, fuentes de oxígeno, succión y además de lámpara de calor radiante. La temperatura de la sala de partos debe permanecer ente 20- 25ºC; con un recién nacido desnudo la temperatura cutánea desciende alrededor de 0,3 ºC/min. Esto ocurre por convección, conducción, y evaporación (por piel húmeda y ventilación pulmonar). 2. Permeabilidad de la vía aérea: succión inmediata con sonda tipo alimentación N° 8 – 10, con presión negativa de 80-100 mmHg, cuando el R.N. desprende hombros, especialmente si el líquido amniótico está con meconio, hay pus o sangre; sin ser exhaustiva, para evitar estimulación del reflejo vaso- vagal. En caso de líquido amniótico meconiado y RN deprimido, evitar la estimulación táctil y aspirar la tráquea. En caso contrario, es suficiente liberar de secreciones la boca y luego la nariz por medio de una compresa o con succión suave. 3. Ligadura y asepsia del cordón umbilical con pinza estéril. Pinzamiento habitual: Realizado cuando hay interrupción de las palpitaciones de las arterias umbilicales y una perfusión satisfactoria de la piel, entre 1 y 2 minutos después del nacimiento. Pinzamiento precoz: Antes de cumplir un minuto (isoinmunización grave, fetos presuntamente poliglobúlicos). Pinzamiento diferido: cuando se presume fetos hipovolémicos (prolapso del cordón). Una vez cortado se debe confirmar la presencia de dos arterias y una vena umbilical; la ausencia de una arteria umbilical (5/1000 nacidos vivos) se asocia a anomalías congénitas fundamentalmente genito urinarias. La asepsia se recomienda, con alcohol al 70% dejando seco el muñón sin tocar piel y sin dejar gasas que pueden producir reacciones o quemaduras; se debe aplicar 2-3 veces al día hasta la caída del cordón y la cicatrización umbilical. 4. Evitar pérdidas de calor. Bajo una lámpara de calor radiante practicar secado inmediato del RN, con paño estéril tibio. En primera instancia valorar función cardiovascular y luego el sistema nervioso central. El test de Apgar que cuantifica y resume la respuesta del recién nacido al ambiente extrauterino y a la reanimación, debe realizarse al minuto y posteriormente a los 5 minutos (Tabla N° 1), y si es menor que 7 se continúa cada 5 minutos durante 20 minutos o hasta que el apgar sea mayor que 7.