gastroenterologo pediatra online por internet gastroenterologia en linea

EXAMEN CLINICO Y MANEJO DEL RECIEN NACIDO (R.N.)<

Evaluación de los Reflejos primitivos o arcaicos. Se describirán algunos reflejos normales:
• Reflejo de succión: Aparece a las 32 semanas de gestación y es sincrónico con la deglución a las 34 semanas.
• Búsqueda: Está presente a las 32 semanas de gestación.
• Moro: Aparece hacia las 28 a 32 semanas de gestación. Estando el niño en decúbito dorsal se toma de las manos traccionándolo hacia arriba, luego se suelta de las manos bruscamente. Se inicia la respuesta con abducción de los brazos, extensión de los dedos y por último un movimiento de abrazo que frecuentemente desencadena el llanto. Un moro asimétrico puede sugerir una parálisis de Erb o de Klumpke, fractura de húmero y a veces fractura de clavícula. Desaparece hacia los tres meses de edad.
• Prensión: Al estimular la palma o planta de los pies se produce flexión de los dedos. • Marcha automática: Al colocar al niño de pies sobre una superficie plana hay movimientos de marcha. Suele desaparecer después de la segunda semana de vida.
• Extensión cruzada: Si se estimula la planta de un pie con la pierna extendida, la otra inicia un movimiento de retirada inicial seguida de extensión hacia el sitio del estímulo, con los artejos desplegados en abanico.
• Reflejo de Landau o de enderazamiento: Incurvación del tronco hacia arriba cuando se sostiene en decúbito ventral sobre la palma de la mano del examinador
. • Reflejo de Gallant: En la misma posición del reflejo de Landau, se estimula con el dedo a lo largo de la columna vertebral, presentándose movimiento lateral de la cadera hacia el lado estimulado
. • Gateo: Se coloca al niño boca abajo sobre la mesa y se flexionan las piernas; al estimular las plantas con un objeto, el cual además le esté sirviendo de apoyo, se impulsará con fuerza hacia adelante.
• Alpinista: Se coloca al niño verticalmente y sostenido por las axilas con ambas manos, se le estimulan los empeines con el borde de la mesa del examen y se debe observar como sube a la mesa primero un pie y luego el otro.
• Cutáneos abdominales: Presión con objeto romo del centro hacia fuera y se observa contractura del músculo.
• Cremasteriano: Por estimulación de la parte supero interna del muslo, se produce elevación del testículo dentro del escroto.
• Anal: Al estimular la piel circundante del esfínter anal se desencadena contracción de dicho esfínter.
• Osteotendinosos: Usualmente aumentados por la hipertonía. Evaluación de pares craneanos: Se debe hacer con el niño tranquilo sin hambre ni sueño: – Nervio olfatorio (I): A la primera semana el 80% distingue el olor de la madre. – Nervio óptico (II): Observa objeto blanco o negro a treinta centímetros, evaluar respuesta al estímulo luminoso. – Nervios oculomotores (III, IV y VI): El estímulo luminoso desencadena constricción pupilar, observar movimiento de los ojos. – Nervio facial (VII): Simetría o desviación de la comisura labial con el llanto. – Nervio auditivo (VIII): Observar reflejo cócleo-palpebral con el ruido. – Nervio espinal (XI): Observar la movilidad de la cabeza del neonato. – Nervio hipogloso (XII): Mediante el reflejo de succión, además al valorar el trofismo y tamaño de la lengua. Siempre se realiza un examen inicial y se debe repetir a las 24 horas siguientes.