EXAMEN CLINICO Y MANEJO DEL RECIEN NACIDO (R.N.)

FENÓMENOS NORMALES DEL NEONATO – Mancha mongólica: Área de coloración azul grisácea en el dorso y los glúteos, es más frecuente en raza negra, desaparecen al cabo de 2 a 4 años.
– Millium: Son quistes de células epiteliales y material sebáceo dentro del aparato pilosebáceo del recién nacido; localizados sobre la nariz, frente y mejilla que desaparecen espontáneamente en 3 – 4 semanas. – Miliaria Cristalina: Son quistes de retención de sudor localizados en la frente y raíz de los miembros, debido al exceso de calor. – Eritema tóxico: Aparece al segundo día pero puede hacerlo hasta la segunda semana; son lesiones máculo papulares eritematosas de predominio en tronco, extremidades y cara. La coloración de Wrigth muestra eosinófilos. – Hemangiomas maculares: Llamados nevus flameus. Se presentan en el 50% de los recién nacidos normales y se encuentran en el puente de la nariz, frente, párpados superiores y la nuca. Tienden a desaparecer con la edad. – Ampollas de succión: Después del nacimiento se aprecian en la parte distal del antebrazo, debido a la succión del niño in útero. – Vérnix Caseoso ó unto sebáceo: Cubre la piel el recién nacido; producido por las glándulas sebáceas especialmente en axilas, cuello e ingles. – Máscara equimótica: se presenta cuando ha habido circular del cordón apretada; no mejora con la administración de oxígeno y no se debe confundir con la cianosis. – Caput succedaneum: Edema difuso del cuero cabelludo y acumulación serosanguinolenta en la zona de presentación. Sobrepasa las líneas de sutura. 4. Fomentar la lactancia materna. Los R.N. deben ser alimentados tan pronto como sea posible. Teniendo en cuenta que la información y actitud unánimes del personal sanitario influyen de manera decisiva en su realización, asimismo detectar aquellas mujeres que requieran apoyo especial durante el inicio de la lactancia materna. En cualquier caso, en la alimentación del R.N. sano deben observarse las siguientes recomendaciones:
– No ofrecer suero glucosado ni alimentación suplementaria o complementaria sin una justificación. – Alentar a la madre ante el temor de que la producción de leche pueda ser insuficiente. – La frecuencia es a libre demanda, sin horarios rígidos. Con buena técnica de lactancia se evitan fisuras o grietas y se garantiza adecuada producción de leche. – Lactancia exclusiva los 6 primeros meses. – No debe separarse al RN de su madre, salvo que la atención a la salud de alguno de ellos lo exija. – Nunca se deben obsequiar muestras comerciales de fórmulas lácteas y en la propia maternidad se prohibirá la publicidad que estimula su compra y consumo. – Medicación. Aunque casi todos los fármacos pasan a la leche materna en cantidades menores al 1-2% de la dosis recibida por la madre, no existen contraindicaciones estrictas para la alimentación con lactancia materna, excepto el tratamiento con citostáticos e inmunosupresores, compuestos de litio, drogas adictivas, antitiroideas y medicamentos que tienen como efecto secundario la inhibición de la lactancia.