Medico online

Medico por internet

Medico en linea

Medico online

Medico en linea
Medico por internet
ask to doctor online
InicioQuienes SomosTemas de MedicinaPreguntas de MedicinaConsulta Online
®
Seleccione el doctor que necesita
Realice cualquier pregunta y obtenga una respuesta, medico online las 24 horas del dia
medico online
logo facebook
logo twitter
logo linkedin
logo blogspot
>
OTITIS, SINUSITIS Y FARINGOAMIGDALITIS
FARINGOAMIGDALITIS EN PEDIATRÍA
DEFINICIÓN Es la inflamación y/o infección aguda, subaguda, crónica o recurrente de la faringe y las  
amígdalas.  ETIOLOGÍA Producida en la mayoría de las veces por virus, aproximadamente 80% de los casos  
(Coxsackie tipo A y B, Herpes simplex, Adenovirus, ECHO virus, Influenza, Virus de Epstein-Barr), pero  
cuando hay una bacteria es por lejos el
Streptococcus Beta hemolítico del grupo A la principal causa. Otros gérmenes menos comunes son los  
anaerobios (Fusobacterias y Peptoestreptococcus), la
Chlamydia pneumoniae y el Mycoplasma pneumoniae. Es muy poco probable que la causen el neumococo,  
el Staphylococcus aureus, Haemophillus influenzae b,
Moraxella catarrhalis y Chlamydia trachomatis. Hoy en día es exótico encontrar
Corynebacterium diphteriae. Es inusual que en menores de tres años la causa sea el Streptococcus del  
grupo A, casi siempre es un adenovirus. Sin embargo en nuestro medio está aumentando la presentación de  
esta bacteria en este grupo de edad.
DIAGNÓSTICO El diagnóstico es en primer lugar clínico; los síntomas varían con la edad, pero en niños con  
faringoamigdalitis estreptocócica hay dolor faríngeo, mal estado general, disfagia, dolor abdominal, y al  
examen clínico: hiperemia orofaríngea, adenopatía cervical dolorosa, fiebre mayor de 38,5 ºC, exudado  
faríngeo, petequias en paladar y erupción escarlatiforme en algunos casos. Existen métodos directos  
(coaglutinación o látex, cultivos) e indirectos (ASTOS, anti DNAasa B) para buscar la etiología. Al respecto,  
algunas indicaciones para el cultivo faríngeo son: todo niño con sospecha diagnóstica de fiebre reumática,  
glomerulonefritis aguda o fiebre escarlatina, contactos familiares de un caso de fiebre escarlatina o  
glomerulonefritis aguda, los familiares de un paciente con fiebre reumática, los niños quienes por supuestos  
ataques repetidos de faringoamigdalitis están programados para amigdalectomía, en situaciones epidémicas  
en las que se recomienda profilaxis masiva con antibióticos, ante la sospecha de estado portador en  
familiares de pacientes con faringoamigdalitis a repetición. Igualmente hay que saber que los títulos de  
antiestreptolisina o ASTOS se elevan a partir de la primera semana de la infección, alcanzan su máximo entre  
la tercera y quinta semana, permanecen elevados 2 a 3 meses y después descienden lentamente hasta  
negativizarse. En este contexto es útil hacer un título en la primera semana de evolución de la enfermedad, y  
luego repetirlo 3 a 4 semanas después, y tener en cuenta para el tratamiento, que el hecho de encontrar  
ASTOS elevados no indica presencia de infección activa.
TRATAMIENTO En cuanto al manejo, si se sospecha faringoamigdalitis bacteriana por la presentación clínica  
antes mencionada o por demostración con un método rápido del estreptococo, todos los autores coinciden  
en que sigue siendo la penicilina oral 50.000 UI/Kg./día repartida en 2-4 dosis por diez días, el antibiótico de   
elección, pues ésta no ha disminuido su eficacia, no se demuestra superioridad por parte de otros  
antibióticos (por ejemplo las cefalosporinas) y es barata. Pero en términos prácticos se prefiere emplear  
penicilina benzatínica dosis única intramuscular 600.000 UI en menores de 20 Kg. y 1.200.000 en mayores  
de 20 Kg. Si se desea acortar la evolución natural de la enfermedad se podría continuar con fenoximetil  
penicilina por una semana. Algunas alternativas pueden ser las cefalosporinas de primera generación como  
cefadroxilo a 50mg/Kg./día cada 12-24 horas por diez días, cefalexina o cefradina 50 mg/Kg./día cada 12  
horas y de segunda generación como cefaclor a 30 mg/Kg./día cada doce horas; los macrólidos como la  
azitromicina a 10 mg/Kg./día por 3-5 días o eritromicina 30-50 mg/Kg./día cada seis horas; la amoxicilina  
clavulonato a 45 mg/Kg./día cada doce horas; la clindamicina a 30 mg/Kg./día cada ocho horas. Nunca se  
emplean trimetropim sulfa o tetraciclinas. El estado de portador no se maneja con penicilina. Se recomiendan  
las cefalosporinas de primera generación y la clindamicina. Adicionalmente se pueden emplear analgésicos  
como acetaminofén e ibuprofeno y medidas generales para facilitar la alimentación y evitar la odinofagia  
(dieta sin alimentos calientes, ácidos o salados; aplicación de algunos antisépticos y/o anestésicos tópicos  
como la bencidamida solución bucofaríngea o «suavizantes» caseros como la miel) En cuanto al tratamiento  
quirúrgico se recomienda en los casos de hipertrofia masiva de amígdalas con disfagia incuestionable,  
dificultad para respirar que se asocia incluso a apneas obstructivas y cor pulmonale, hipertrofia asimétrica  
de amígdalas ante la sospecha de malignidad, absceso periamigdalino y retrofaríngeo, infección faríngea  
recurrente comprobada por Streptococcus del grupo A que no mejora con antibióticoterapia usual, otitis media  
y sinusitis recurrente en las cuales la adenoidectomía podría también estar indicada. Las causas de  
faringoamigdalitis recurrente pueden ser: CIM inadecuada en el foco de la infección, tratamiento insuficiente,  
tolerancia a la penicilina, resistencia por «disturbios ecológicos», reinfecciones por portadores (efecto ping-
pong), defectos inmunológicos, y virus. Las complicaciones se han dividido en supurativas: absceso  
periamigdalino y retrofaríngeo, adenitis cervical, otitis, sinusitis, mastoiditis, bacteremia, osteomielitis,  
celulitis, fascitis, empiema, meningitis. También complicaciones no supurativas como fiebre reumática y  
escarlatina, glomerulonefritis y síndrome de choque tóxico.
LECTURAS RECOMENDADAS
Otitis en Pediatría
1. Howie VM. Otitis media. Pediatr Rev 1993; 14: 320-23
2. Pichichero ME. Assessing the treatment alternatives for acute otitis media. Pediatr Infect Dis J 1994; 13
(Suppl 1): S27-
34
3. Berman S. Otitis media in children. N Engl J Med 1995; 332: 1560-1565
4. Otitis media guideline panel. Managing otitis media with effusion in young children. Pediatrics 1994; 94:  
766-786
5. Paradise JL. Treatment guidelines for otitis media: the need for breadth and flexibility. Pediatr Infect Dis J  
1995; 14:
429-435
6. Neu HC. Otitis media: antibiotic resistance of causative pathogens and treatment alternatives. Pediatr  
Infect Dis J
1995; 14(Suppl 4): S51-56
7. Rodríguez R. Otitis media aguda. En: Rodríguez R, editor. Infecciones de vías respiratorias superiores en  
Pediatría.
México: Editorial Imprecalli; 1989: 69-128
8. Trujillo H. Manejo de la otitis media aguda por Streptococcus pneumoniae resistente a la penicilina.  
Médicas UIS
2000; 14: 66-70
9. Scharf F. Otitis media. En: Scharf F, editores. Problemas comunes en otorrinolaringología pediátrica.  
Bogotá: Editorial
Aventis Pharma; 2000: 35-47
10. Dagan R, Givon-Lavi N, Shkolnik L. Acute otitis media caused by antibiotic-resistant Streptococcus  
pneumoniae in
Southern Israel: Implication for immunizing with conjugate vaccines. Journal Infectious Diseases 2000;  
181:1322-1329
11. Hedrick J, Sher L, Schwartz R. Cefprozil versus high-dose amoxicillin/clavulanate in children with acute  
otitis media.
Clinical therapeutics 2001; 23:193-204
12. Takata G, Chan L, Shekelle P. Evidence assessment of management of acute otitis media. Pediatrics  
2001; 108: 239-
254 13. Wilcox M, Low D. Deberían usarse antibióticos como primera línea de tratamiento en la otitis media  
aguda?. Noticias
sobre AIEPI 1999; 2: 6-7
Sinusitis en Pediatría
1. Wald ER. Sinusitis in children. N Engl J Med 1992; 326: 319-23
2. Wald ER. Chronic sinusitis in children. J Pediatr 1995; 127: 339-47
3. Gómez Campdera J. Sinusitis aguda en la infancia. Rev Esp1992; 48: 219-21
4. Lund VJ. Bacterial sinusitis: etiology and surgical management. Pediatr Infect Dis J 1994; (Suppl 13): S58-
S63
5. Scott-Giebink G. Childhood sinusitis: pathophysiology, diagnosis and treatment. Pediatr Infect Dis J 1994;  
(Suppl 13):
S55-S58
6. Scharf F. Sinusitis. En: Scharf F, editores. Problemas comunes en otorrinolaringología pediátrica. Bogotá:  
Editorial
Aventis Pharma; 2000: 5-11
7. American Academy of Pediatrics. Clinical practice guideline: management of sinusitis. Pediatrics 2001;  
108: 798-808 8. Nash D, Wald E. Sinusitis. Pediatr Rev 2001; 22: 203-8
Faringoamigdalitis en Pediatría
1. Denny FW. Tonsillopharyngitis 1994. Pediatr Rev 1994; 15: 185-91
2. Shulman ST: Streptococcal pharyngitis: the case for penicillin therapy. Pediatr Infect Dis J 1994; 13: 1-7
3. Holm SE. Reasons for failures in penicillin treatment of streptococcal tonsillitis and possible alternatives.  
Pediatr Infect
Dis J 1994; 13 (Suppl.1): S66-S69
4. Shulman ST. Complications of streptococcal pharyngitis. Pediatr Infect Dis J 1994; 13(Suppl 1): S70-S74
5. Deutsch ES, Isaacson GC. Tonsils and adenoids: an update. Pediatr Rev 1995; 16: 17-21
6. Dhillon R, East C. Dolor de garganta. En: Dhillon R, East C, editores. Manual ilustrado de oído, nariz y  
garganta y
neoplasia de cabeza y cuello. Bogotá: Editores médicos 2001: 70-71
7. Scharf F. Faringoamigdalitis. En: Scharf F, editores. Problemas comunes en otorrinolaringología pediátrica.  
Bogotá:
Editorial Aventis Pharma; 2000: 55-64

consulta online
consulta online
psicologo online